Como Organizar un Matrimonio en la Playa

Ma. Paula & Santiago: Un idilio de amor, lleno de Notas Caribeñas.

matrimonio en cartagena

Ma. Paula y Santiago, tenían muy claro donde querían casarse, en la playa, más exactamente en Cartagena. Los preparativos comenzaron casi un año antes del gran día. Lo más importante para ellos fue tener en cuenta los meses de menor lluvia, concretar el lugar que se acoplará a sus necesidades y reservar; ya que Cartagena es un sitio que por sus encantos, es muy apetecido a la hora de realizar bodas.

Escoger el Lugar

matrimonio playa

Una vez escogido el lugar, en una linda casa al lado de la playa en Manzanillo del Mar, se comenzaron a ultimar todos los detalles, para esta boda de estilo rústico. De la mano de los novios, en el sitio se estructuró toda la organización paso a paso de cómo querían que se llevará acabo el minuto a minuto; una boda donde se pensó hasta el más mínimo detalle.

La Logística y los Detalles

invitacion matrimonio

Comenzando por la invitación, donde se indicaban todos los detalles que los invitados tenían que tener en cuenta por ser un matrimonio en la playa. Dress code de colores pastel para ellas, guayabera blanca para ellos y en lo posible no usar tacones por comodidad. Un mapa de cómo llegar al lugar, alojamiento recomendado cercano al sitio y precauciones que debían tener los padres que fueran acompañados por sus hijos.

decoracion matrimonio

Sonido, iluminación, mobiliario, catering, decoración y ambientación, tanto del sitio de la ceremonia -en esta ocasión un lindo atardecer que dio inicio a las 5pm en “La Playa del Amor”– como de la recepción -una casa de playa en la noche- fueron factores clave para hacer de este día una fecha memorable para todos.

El sonido, un ítem de suma importancia para esta boda al aire libre; contar con un muy buen sonido fue primordial ya que la brisa podía opacar la ambientación musical que se tenía preparada. Los diferentes tipos de luces utilizados: led, luces de mercado y velas, diferenciaron las zonas de la recepción, una zona más formal para los adultos y una zona lounge para los jóvenes.

mobiliario matrimonio

El mobiliario – mesas artesanales rusticas, sillas de diferentes estilos- y la decoración realizada con chamizos pintados de blanco, hojas de palma y flores frescas, pero muy resistentes al calor -como Rosas, hortensias, gypsophila y hojas de eucalipto- fueron elementos que en conjunto se mantuvieron fieles al estilo rústico con sabor caribeño que los novios querían proyectar. Además, esos pequeños detalles pensados para el confort de los invitados, como abanicos, gafas de sol y una zona de hidratación mientras llegaban los novios a la ceremonia.

A diferencia de muchas parejas, Ma. Paula y Santiago marcaron la parada en el tema de organización y decoración. Muchos detalles simbólicos reflejaban lo que son ellos como pareja y lo que querían que fuera su boda.

letreros playa

Sus raíces costeñas con una alta dosis de creatividad, se vieron plasmadas en los burros que los llevaron al altar, en la señalización que contó con una pequeña cronología de cómo comenzó esta historia de amor mientras los invitados se dirigían a la playa, sitio de la ceremonia; las llaves con las que sellaron su amor y los totumos con los que se hizo el brindis que dio inicio a la recepción, son solo algunos detalles que marcaron la diferencia en este lindo enlace: un fiel reflejo de la personalidad original de los novios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *